PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Di tutto un po' su Cuba

Moderatori: bambolino, mircocubano

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 16/04/2018, 20:43

ImmagineImmagine

Adelantan inicio de sesión constitutiva de la Asamblea Nacional para el 18 de abril de 2018

Immagine

16 de abril de 2018

El Consejo de Estado de la República de Cuba, en uso de las facultades que le están conferidas, acordó dar inicio a la Sesión Constitutiva de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular el miércoles 18 de abril de 2018, a las 9 de la mañana en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

Esta decisión se adopta para facilitar el desarrollo de los pasos que requiere una sesión de tal trascendencia.
¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 19/04/2018, 19:04

ImmagineImmagine

Miguel Díaz-Canel: Asumo la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios seremos fieles a Fidel y a Raúl

El nuevo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba abordó las posturas de continuidad del gobierno que encabezará, en especial en cuanto a la relación con el pueblo, las relaciones internacionales y el liderazgo del Partido Comunista de Cuba, al frente del cual continúa el General de Ejército Raúl Castro Ruz

Immagine

19 de abril de 2018

En la mañana de este 19 de abril, día histórico en que ya no solo se conmemora la primera derrota del imperialismo yanqui en América sino la toma de posesión de un nuevo gobierno en Cuba que hace evidente en las más altas esferas de dirección del país la continuidad de las nuevas generaciones con el legado de la generación histórica que fundó la Revolución cubana, el compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, pronunció su primer discurso.

Su primera intervención comenzó con un reconocimiento al liderazgo del General de Ejército Raúl Castro, quien fue el candidato con más votos en estas elecciones generales vividas por el país, así como también estuvo entre los de mayores cantidades de votos los Comandantes de la Revolución, «quienes al estar en esta sala nos dan la oportunidad de abrazar la historia», destacó.

Igualmente hizo referencia a «los oscuros intentos por destruirnos» de quienes no han podido destruir «el templo de nuestra fe».

Con esta legislatura —destacó— culmina el proceso eleccionario de los últimos meses que el pueblo ha llevado a cabo consciente de su importancia histórica. El pueblo ha elegido a sus representantes atendiendo a su capacidad para representar a las localidades, sin que mediara una campaña, sin corrupción ni demagogia. Los ciudadanos han distinguido a personas humildes, trabajadoras y modestas, como sus genuinos representantes, los cuales participarán en la aprobación e implementación de las políticas aprobadas.

En su opinión, «este proceso ha contribuido a la consolidación de la unidad en Cuba».

Sobre las expectativas que pudiera tener el pueblo sobre este gobierno, destacó que el nuevo Consejo de Estado debe continuar «actuando, creando y trabajando sin descanso, en vínculo permanente con su gente noble».

También añadió que, si alguien quisiera ver a Cuba en toda su composición, bastaría que viera nuestra Asamblea Nacional, con todas las mujeres que ocupan cargos decisivos en el estado y el gobierno. Sin embargo, alertó, no importa tanto cuánto nos parecemos al país que somos, como el compromiso que contraemos con el presente y el futuro de Cuba. El Consejo de Estado y de Ministros tiene su razón de ser en el vínculo permanente con la población.

LA BANDERA DE LA REVOLUCIÓN PASA A MANOS DE LOS PINOS NUEVOS

Díaz-Canel señaló cómo durante la clausura del Congreso del Partido el General de Ejército dejó claro que su generación entregaría a los pinos nuevos las banderas de la Revolución y el Socialismo lo cual significa —entre muchas razones— que el mandato dado por el pueblo a esta legislatura es crucial y que debemos perfeccionar nuestra labor en todos los ámbitos de la vida de la nación.

«Asumo la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios, desde cualquier trinchera, seremos fieles a Fidel y a Raúl, líder actual del proceso revolucionario», destacó el nuevo Presidente de Cuba.

Acto seguido resaltó que los hombres y mujeres que forjaron la revolución «nos dan las claves de una nueva hermandad que nos transforma en compañeros y compañeras» y destacó, como otro logro heredado, la unidad que se ha hecho invulnerable en el seno de nuestro partido, que no nació de la fragmentación de otros, sino de quienes se proponían lograr un mejor país.

Por eso, dijo, «Raúl se mantiene al frente de la vanguardia política. Él sigue siendo nuestro Primer Secretario como el referente que es para la causa revolucionaria, enseñando y siempre presto a enfrentando al imperialismo, como el primero, con su fusil a la hora del combate».

De la obra revolucionaria y política del General de Ejércitó destacó su legado de resistencia y en la búsqueda del perfeccionamiento de la nación. «Al dolor humano, antepuso el sentido del deber», comentó en referencia a la pérdida física del Comandante en Jefe Fidel Castro el 25 de noviembre de 2016.

Asimismo, destacó de Raúl su dimensión de estadista, formando consenso nacional y la manera en que liderado el proceso de implementación de los lineamientos. Igualmente destacó cómo había hecho realidad el regreso de los Cinco héroes, tan anunciado por Fidel.

Ha signado con espíritu propio las relaciones internacionales: dirigió las relaciones diplomáticas con EE.UU., lideró la presidencia protémpore de la CELAC, el proceso de Cuba como garante para la paz en Colombia, y ha estado en todos los diálogos regionales y hemisféricos resaltando las razones de nuestra américa. Ese es el Raúl que conocemos, dijo Díaz-Canel.

Y recordó al pueblo cuando el General de Ejército, siendo muy joven, participó en la expedición del Granma, emprendió la lucha en la Sierra Maestra, fue ascendido a Comandante, y desarrolló experiencias de gobierno que serían aplicadas en el país tras el triunfo revolucionario.

SOBRE EL NUEVO MANDATO

Conozco de las preocupaciones y las expectativas de un momento como este, pero sé de la fuerza y sabiduría del pueblo, el liderazgo de Partido, las ideas de Fidel, la presencia de Raúl y Machado, y conociendo el sentir popular, le afirmo a esta asamblea que el compañero Raúl, encabezará las decisiones para el presente y futuro de la nación, puntualizó Díaz.

Ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable. Cuba no aceptará condicionamientos. Los cambios que sean necesarios los seguirá haciendo el pueblo cubano, agregó.

También reclamó el apoyo de todos los que ocupan responsabilidades de dirección a diferentes niveles en la nación, pero, sobre todo del pueblo. «Tendremos que ejercer una dirección cada vez más colectiva. Fortaleciendo la participación del pueblo», resumió.

No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo lo Revolución en todos estos años. Vengo a cumplir el programa que nos hemos impuestos con los lineamientos del Socialismo y la Revolución, subrayó acerca de sus principales objetivos de trabajo.

Y en cuanto a los enemigos del proceso revolucionario, dijo: Aquí no hay espacio para una transición que desconozca o destruya la obra de la Revolución. Seguiremos adelante sin miedo y sin retrocesos; sin renunciar a nuestra soberanía, independencia, programas de desarrollo, e independencia.

«A quienes por ignorancia o mala fe dudan de nuestro compromiso, debemos decirles que la Revolución sigue y seguirá», aclaró pues «el mundo ha recibido el mensaje equivocado de que la revolución termina con sus guerrilleros».

Discurso del Presidente de los Consejo de Estado y Ministro Miguel Díaz Canel Bermudez

¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 03/05/2018, 19:23

Immagine

Raúl y Díaz-Canel, junto al pueblo el Primero de Mayo

Immagine
Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel, Mercedes López Acea y Bruno Rodríguez en la Plaza de la Revolución

1 de mayo de 2018

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Partido Comunista de Cuba y el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez encabezaron la celebración del Día Internacional de los Trabajadores en La Habana.

Ambos, estuvieron en la Plaza de la Revolución José Martí junto a otros dirigentes del Gobierno, el Partido y las organizaciones de masas, encabezadas por la Central de Trabajadores.

Raúl, en su discurso en la Asamblea Nacional del Poder Popular, había anunciado que estaría en el desfile junto a Díaz-Canel, el nuevo Jefe de Estado.

Los dos líderes enarbolaron la bandera cubana y saludaron al pueblo que les retribuyó con cánticos y consignas: “Yo soy Fidel, estamos con Raúl y también con Díaz-Canel”.

Desfile del #1Mayo en la Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba

¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda carlo » 23/05/2018, 16:22

Muere Posada Carriles

Al opositor le sobreviven su esposa y dos hijos

Immagine

El opositor anticastrista Luis Posada Carriles, una de las personalidades más controversiales del exilio político cubano; falleció hoy miércoles en la madrugada en Miami a la edad de 90 años.

Posada Carriles padecía desde hace varios años de cáncer de garganta y hace dos había sido operado, dijo a AP su abogado, Arturo Hernández.

Desde hace ya algún tiempo, estaba en un lugar de cuidado de personas mayores del gobierno para veteranos de guerra en Miramar, en el condado Broward.

Posada Carriles había sido acusado por el gobierno cubano de tomar parte en la voladura del vuelo 455 de Cubana, que realizaba la ruta de Barbados a Jamaica —con destino a La Habana— el 6 de octubre de 1976 y que dejó un saldo de 73 muertos, dentro de los cuales se encontraban los 24 miembros del equipo nacional juvenil de esgrima cubano, que regresaban a Cuba después de ganado todas las medallas de oro en el Campeonato Centromericano y del Caribe.

Posada siempre negó su participación en el atentado.

Por otro lado y con anterioridad, había participado en la fallida invasión de Bahía de Cochinos en 1961; posteriormente fue reclutado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y estuvo presente en varios planes para intentar derrocar a Fidel Castro.

Durante todo este tiempo vivió varios años en Venezuela.

Fue condenado en el año 2000 en Panamá, por un fallido complot para asesinar a Castro durante la Cumbre Iberoamericana, pero fue indultado después por la presidenta Mireya Moscoso.

Actualmente le sobreviven la esposa y dos hijos.
Avatar utente
carlo
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 6966
Iscritto il: 26/05/2011, 15:49
Località: perugia

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 13/06/2018, 20:33

ImmagineImmagine

Raúl: «La unidad es nuestra principal arma»

Así lo consideró en un intercambio con los primeros secretarios de los comités provinciales y municipales del Partido Comunista

Immagine

11 de junio de 2018

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, intercambió con los miembros del Secretariado del Comité Central, los primeros secretarios de los comités provinciales y municipales de la organización, y otros funcionarios de la estructura auxiliar del Comité Central, de las organizaciones de masas y la Unión de Jóvenes Comunistas, al término de una reunión de tres días en la Escuela Superior del Partido «Ñico López», de la capital.

Durante casi tres horas, Raúl compartió algunas ideas acerca del tenso escenario internacional, marcado por conflictos en varias partes del mundo; la aplicación de las llamadas guerras no convencionales para derrocar gobiernos; la situación en América Latina; así como hechos históricos que marcaron a nuestro país, entre ellos el derrumbe del campo socialista a finales de la década del 80 del siglo pasado.

Destacó que el arma principal de la Revolución ha sido siempre la unidad y que, ante cualquier coyuntura internacional adversa, Cuba seguirá luchando y defendiendo sus principios.

Al recordar los difíciles momentos que se vivieron durante los años del periodo especial y que causaron manifestaciones de desaliento entre algunos cuadros, Raúl subrayó que «hay que morir combatiendo, hay que luchar siempre con la frente en alto, porque esa ha sido nuestra principal convicción».

Reiteró que el tema económico es en la actualidad el frente principal de trabajo, porque de él dependen todos los demás. Insistió en enfrentar abiertamente los problemas, abrir la mentalidad y actuar con optimismo ante cualquier circunstancia.

Ejemplificó con varios programas que desde hace algunos años emprende el país para su desarrollo, entre ellos el turismo, sobre todo en la cayería al norte de la región central del país, Varadero, La Habana y más recientemente en Holguín.

Entre otros temas, el Primer Secretario del Comité Central del Partido se refirió a la política de cuadros y la necesidad de continuar promoviendo mujeres y personas mestizas y negras a cargos decisorios. De manera particular, alabó el papel de las mujeres en todos los tiempos de la Revolución, su audacia, preparación, poder de organización y convocatoria.

Comentó que para él constituía un privilegio poder reunirse con los cuadros partidistas, tanto de las provincias como de los municipios, por lo que ellos representan para el país, actividad que se acordó realizar anualmente.

Junto a Raúl en este encuentro también estuvieron el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el segundo secretario del Comité Central, José Ramón Machado Ventura.

Durante estos tres días, los primeros secretarios de los comités provinciales y municipales reunidos en la capital debatieron acerca del funcionamiento de la organización, el papel de vanguardia de los militantes, el cumplimiento de los acuerdos del 6to. y 7mo. congresos, las prioridades del trabajo político-ideológico, así como la atención del Partido a las actividades de educación, ciencia, deporte, transporte, industria y construcción, entre otras.

Igualmente recibieron una información sobre los análisis que actualmente realiza la Comisión encargada por el Parlamento para la redacción del Anteproyecto de Constitución de la República y el desarrollo de la consulta popular sobre el posible texto de la Carta Magna, proceso que estará encabezado por el Partido.

Según evaluó el Segundo Secretario del Comité Central, fue esta una reunión productiva, donde todos los asuntos se trataron con objetividad. Destacó el arduo trabajo que tiene que desplegar la organización en los meses venideros con la reforma constitucional y el apoyo a la celebración próximamente de varios congresos de las organizaciones de masas del país.

Recalcó la necesidad de que los cuadros del Partido dialoguen más con la gente, conozcan todo lo que está pasando en los territorios y se adelanten a los problemas, en ello radican los verdaderos cambios en nuestros métodos de trabajo, concluyó.
¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 13/06/2018, 20:42

Guajiro. ha scritto:Raúl: «La unidad es nuestra principal arma»


Al recordar los difíciles momentos que se vivieron durante los años del periodo especial y que causaron manifestaciones de desaliento entre algunos cuadros, Raúl subrayó que «hay que morir combatiendo, hay que luchar siempre con la frente en alto, porque esa ha sido nuestra principal convicción».

TRADUZIONE
::pred..."Armiamoci.....e partite...." ::fuma
¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 01/10/2018, 16:02

Immagine

“Actos más que palabras; cooperación, no intervención”, reclama Díaz-Canel en Cumbre de Paz

Immagine


Intervención de Miguel M. Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en la Cumbre de Paz Nelson Mandela, durante el 73 Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Nueva York, el 24 de septiembre de 2018, “Año 60 de la Revolución”.


Nueva York 24 de septiembre de 2018

::pred
Señora Presidenta de la Asamblea General:

Cuánto nos alegra y reconforta que la Asamblea General de las Naciones Unidas se reúna en una Cumbre por la Paz y que esa Cumbre lleve el nombre de Nelson Mandela.

Hace menos de 30 años, el entrañable Madiba era un preso político en las cárceles del apartheid, confinado de por vida, a causa de su noble lucha por la justicia y la igualdad entre todos los hombres y mujeres de Sudáfrica, donde una minoría blanca sometía a la mayoría negra al escarnio de la segregación.

No olvidamos que durante los oscuros años del apartheid y aún mucho tiempo después de ser elegido presidente, a Mandela y a los más brillantes y honestos luchadores africanos, los mantuvieron en listas de presuntos terroristas.

Cuba se honra al recordar que compartió sus luchas, en la primera línea de combate, junto con sus hermanos africanos de Angola y de Namibia. Nunca olvidaremos Cuito Cuanavale.

Y no hubo mayor reconocimiento que el abrazo del Mandela libre a nuestro líder histórico, Fidel Castro Ruz, en territorio cubano.

Pretendo que nuestro tributo a Mandela no sea solo al primer presidente negro de Sudáfrica y al Premio Nobel de la Paz, sino que pensemos también en el rebelde que se vio obligado a luchar contra la injusticia cuando le cerraron los caminos pacíficos; al preso político, al defensor de los derechos humanos y de los derechos de su pueblo, y al político que cambió la historia.

Nos complace que al recordar a Mandela se reconoce la heroica lucha del pueblo sudafricano en contra del oprobioso régimen del apartheid, conducida bajo el liderazgo del Congreso Nacional Africano y la contribución de muchos líderes y combatientes que dedicaron su vida a la causa de la libertad de África.


“El Primer Secretario de nuestro Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz, calificó a Mandela como “un profeta de la unidad, la reconciliación y la paz”. Por su parte, el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, lo definió como ejemplo de “hombre absolutamente íntegro (…), inconmoviblemente firme, valiente, heroico, sereno, inteligente, capaz…” Así mismo recuerda el pueblo cubano a Nelson Mandela.”

Señora Presidenta:

Alarman los recientes anuncios del aumento del gasto militar que lanzará al mundo una nueva carrera armamentista, en detrimento de los ingentes recursos que se necesitan para construir un mundo de paz.

No puede haber desarrollo sin paz y estabilidad, ni paz y estabilidad sin desarrollo. No puede haber paz y seguridad para pueblos con altos niveles de pobreza, con hambre crónica y malnutrición, insalubridad y escaso acceso al agua potable, analfabetismo, altos índices de mortalidad infantil, muertes por enfermedades prevenibles y baja esperanza de vida.

Para lograr un mundo en el que impere la paz y la solución pacífica de los conflictos, urge atender las causas raigales que los generan. Los millones de excluidos por el injusto orden económico a nivel internacional, los desplazados, los hambrientos, los que huyen de las guerras y de la falta de oportunidades hacia los territorios de la abundancia levantada con el saqueo de nuestros pueblos, son víctimas de una segregación silenciosa y silenciada.


"Mucho queda aún por conquistar para hacer realidad los sueños de Mandela. El único tributo digno a su memoria es impulsar el desarrollo de las naciones en desventaja. Actos, más que palabras. Cooperación, no intervención. Solidaridad, no saqueo.”

Señora Presidenta:

Lazos de sangre unen a Cuba y África. La herencia cultural del continente africano en la idiosincrasia de los cubanos es innegable. La cultura y los mejores valores de sus pueblos nutrieron al nuestro. Nos inspiraron su valentía, nobleza, sabiduría y capacidad de resistencia.

La colaboración de Cuba con los pueblos de África se ha mantenido por más de 50 años como una prioridad de la política exterior de la Revolución Cubana.

La paz internacional permanece amenazada por la filosofía de la dominación. Por ello hacemos nuestras las palabras de Mandela cuando dijo: “Nosotros también queremos ser dueños de nuestro propio destino.”

Trabajemos entonces por el futuro de paz que corresponde por derecho a nuestros pueblos. Honremos de verdad, plenamente, al inolvidable Mandela, a quien el líder histórico de la Revolución Cubana calificara como “un Apóstol de la Paz”.

Muchas gracias


(Aplausos) ::appl ::appl ::appl ::appl ::appl ::appl ::appl ::appl ::appl
¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 07/10/2018, 10:43

Immagine

Video viral: Trump se enreda en su propio papel sanitario



5 octubre 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump generó otra oleada de burlas este viernes al subir al avión presidencial con un trozo de papel higiénico pegado a la suela del zapato. El video muestra al mandatario subiendo las escalerillas, ajeno a la pieza blanca “sujeta” a su calzado.

Lo más llamativo de la escena es que el propio Trump, con el papel pegado al pie, se gira justo antes de entrar al avión para saludar. No obstante, nadie de su equipo acude para quitarle la pieza, que finalmente se descuelga justo antes de entrar al Air Force One.
Sono invidiosiii... :-D sapendo che el papel sanitario nelle "tiendas" non si riesce mai a trovarlo… ;-)
¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Re: PARA LOS “COMPAÑEROS”......

Messaggioda Guajiro. » 01/01/2019, 17:47

ImmagineImmagine

La voz de la Revolución llegará muy lejos

Granma comparte hoy, a 60 años del triunfo de la obra más noble de todos los cubanos, lo que significó la Revolución para el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Ofrecemos fragmentos de algunos de sus discursos más emblemáticos, aunque el tema estuvo presente en casi todas sus comparecencias públicas.

Immagine

31 de diciembre de 2018

Nosotros, los cubanos, podemos sentirnos orgullosos de nuestra Revolución. Surgió al mundo sin ansias de dominio, sin propósito de explotación ni de dominación de otros pueblos. Nació al mundo como ejemplo, con una aspiración de justicia, de justicia amplia, de justicia honda, dentro del más extraordinario sistema de respeto a las libertades humanas que ha conocido el mundo.

La Revolución Cubana se puede sintetizar como una aspiración de justicia social dentro de la más plena libertad y el más absoluto respeto a los derechos humanos. Nuestra Revolución hay que defenderla como se defiende, no algo de Cuba, sino algo de América.

Los éxitos de Cuba han sido resultado de una legítima Revolución, de una concepción correcta de cómo hacerla, de cómo movilizar sus masas, de cómo explotar sus recursos naturales, que nos permitirá una especialización tremenda, un uso óptimo de los recursos del país, éxitos extraordinarios, el prerrequisito o requisito imprescindible de que se haya hecho conciencia del pueblo el objetivo económico, conciencia del pueblo el deber del trabajo.

Esos factores fueron decisivos, y decisiva la decisión del pueblo de defender su Revolución a cualquier precio y de llevarla adelante. Cuba, en condiciones extremadamente difíciles, llegó a constituir una nación. Luchó sola con insuperable heroísmo por su independencia.

Hoy, para las generaciones más nuevas, la Revolución apenas comienza. Un día como este no tendría sentido si no se habla para ellas.

UNA SOLA DESDE 1868

¿Qué significa para nuestro pueblo el 10 de Octubre de 1868? Significa sencillamente el comienzo de cien años de lucha, el comienzo de la Revolución en Cuba, porque en Cuba solo ha habido una Revolución: la que comenzó Carlos Manuel de Céspedes el 10 de Octubre de 1868. Y que nuestro pueblo lleva adelante en estos instantes.

Nuestra Revolución, con su estilo, con sus características esenciales, tiene raíces muy profundas en la historia de nuestra Patria. Por eso decíamos, y por eso es necesario que lo comprendamos con claridad todos los revolucionarios, que nuestra Revolución es una Revolución, y que esa Revolución comenzó el 10 de Octubre de 1868.

Lo que engrandece a Céspedes es no solo la decisión adoptada, firme y resuelta de levantarse en armas, sino el acto con que acompañó aquella decisión –que fue el primer acto después de la proclamación de la independencia–, que fue concederles la libertad a sus esclavos, a la vez que proclamar su criterio sobre la esclavitud, su disposición a la abolición de la esclavitud en nuestro país, aunque si bien condicionando en los primeros momentos aquellos pronunciamientos a la esperanza de poder captar el mayor apoyo posible entre el resto de los terratenientes cubanos.

El Apóstol de nuestra independencia, José Martí, se enfrentó a su vez a dificultades tan grandes y a problemas tan difíciles como no se tuvo que enfrentar jamás ningún dirigente revolucionario y político en la historia de este continente. Y así surgió en el firmamento de nuestra Patria esa estrella todo patriotismo, todo sensibilidad humana, todo ejemplo, que junto con los héroes de las batallas, junto con Maceo y Máximo Gómez, inició de nuevo la guerra por la independencia de Cuba.

Y nosotros debemos saber, como revolucionarios, que cuando decimos de nuestro deber de defender esta tierra, de defender esta Patria, de defender esta Revolución, hemos de pensar que no estamos defendiendo la obra de diez años, hemos de pensar que no estamos defendiendo la Revolución de una generación: ¡Hemos de pensar que estamos defendiendo la obra de cien años! ¡Hemos de pensar que no estamos defendiendo aquello por lo cual cayeron miles de nuestros compañeros, sino aquello por lo cual cayeron cientos de miles de cubanos a lo largo de cien años!

Porque la Revolución es el resultado de cien años de lucha, es el resultado del desarrollo del movimiento político, de la conciencia revolucionaria, armada del más moderno pensamiento político, armada de la más moderna y científica concepción de la sociedad, de la historia y de la economía, que es el marxismo-leninismo; arma que vino a completar el acervo, el arsenal de la experiencia revolucionaria y de la historia de nuestro país.

Hoy nosotros, los revolucionarios de esta generación, nuestro pueblo revolucionario puede sentir esa íntima y profunda satisfacción de estarles rindiendo a Céspedes, a los luchadores por nuestra independencia, el único tributo, el más honesto, el más sincero, el más profundo: ¡el tributo de un pueblo que recogió los frutos de sus sacrificios, y al cabo de cien años les rinde este tributo de un pueblo unido, de un poder del pueblo, de un pueblo consciente, y de una Revolución victoriosa dispuesta a seguir indoblegablemente, firmemente e invenciblemente la marcha hacia adelante!

ESTA REVOLUCIÓN ES DE PUEBLO

El pueblo de ayer, analfabeto y semianalfabeto, sin apenas una verdadera y mínima cultura política, fue capaz de hacer la Revolución, defender la Patria, alcanzar después una extraordinaria conciencia política e iniciar un proceso revolucionario que no tiene paralelo en este hemisferio ni en el mundo. Lo digo no por ridículo espíritu chovinista, o con la absurda pretensión de creernos ser mejores que otros; lo digo porque la Revolución que nacía aquel Primero de Enero, quiso el azar o el destino que fuese sometida a la más dura prueba a la que haya sido sometido proceso revolucionario alguno en el mundo.

Nuestro pueblo heroico de ayer y de hoy, nuestro pueblo eterno, con la participación ya de tres generaciones, ha resistido 40 años de agresiones, bloqueo, guerra económica, política e ideológica de la más poderosa y rica potencia imperialista que ha existido jamás en la historia del mundo. Su más extraordinaria página de gloria y firmeza patriótica y revolucionaria ha sido escrita en estos años de periodo especial, cuando nos quedamos absolutamente solos en medio de Occidente a 90 millas de Estados Unidos, y decidimos seguir adelante.

Quizá una de las injusticias más grandes que se quiera cometer contra un pueblo, quizá una de las canalladas más grandes que se quiera cometer contra una nación, quizá una de las calumnias más repugnantes que jamás se haya lanzado contra una congregación humana, contra una idea justa, contra una causa honrada, es la que en estos instantes se trata de lanzar en el mundo contra el pueblo, contra la nación y contra la Revolución Cubana.

Repugna, verdaderamente, que en los instantes en que más feliz ha sido este pueblo, en los instantes en que quizá no haya en el mundo otro pueblo más feliz que el pueblo cubano, demostrado en la alegría desbordante de cientos y cientos, más que cientos de miles, millones de ciudadanos, en los instantes en que una nación, cuyos sedimentos se iniciaron hace siglos, y es por primera vez enteramente libre y culmina en triunfo verdadero por primera vez sus esfuerzos para un destino mejor, en esos instantes, los más grandiosos de nuestra Patria, los más extraordinarios de nuestro pueblo, cuando ha dado esta nación un ejemplo que ha conmovido al mundo, un ejemplo que no tiene paralelo en la historia de América y quizás en la historia del mundo, sin que con ello exagere, porque se había dado por sentado que en los tiempos modernos un ejército armado de aviones, de tanques y de todos los equipos modernos de guerra, era absolutamente imposible derrotarlo con una insurrección del pueblo; se daba por imposible que un pueblo desarmado pudiese vencer al ejército en esas condiciones.

No soy yo, ¡fue el pueblo!, porque, ¿de dónde salieron los combatientes de la Revolución? ¡Del pueblo! ¿De dónde salieron los recursos de la Revolución? ¡Del pueblo! ¿De dónde salió la ropa, la medicina y la comida de la Revolución? ¡Del pueblo! ¿De dónde venía la información? ¡Del pueblo!

Entonces, ¿quién hizo la Revolución? ¡El pueblo! ¡El pueblo fue el que hizo la Revolución! Y yo estoy seguro de que esa lucha tan difícil no se hubiera podido llevar adelante sin un pueblo tan formidable y tan virtuoso como el pueblo cubano, y el único mérito que podemos tener nosotros es haberlo comprendido así, y haber tenido fe en el pueblo.

¡Si no hubiera sido yo hubiera sido otro! ¡En el 68 no estaba yo y hubo Revolución; en el 95 no estaba yo y hubo Revolución; en el 30 no estaba yo y hubo Revolución, y en otras fechas!

La Revolución cubana, al hacer añicos el aparato militar de la tiranía, al desarmar el ejército completo y al poner en fuga a todos los generales juntos, ha puesto el dedo en la llaga de la América Latina, y ha despertado una esperanza extraordinaria.

Me duele solo pensar en lo que sería el destino de América si esta Revolución es aplastada. Porque esta Revolución, que no es un golpe de Estado, que no es la asonada de un grupo de caudillos militares, sino una Revolución de pueblo, de puro pueblo, debe constituir para los pueblos de América una esperanza.

60 AÑOS DE UNA REVOLUCIÓN INDETENIBLE

Aquellos que sueñan con que la Revolución podrá ser alguna vez batida, se engañan; aquellos que sueñan tales desvaríos ignoran que esta Revolución, que es la continuación de la historia de nuestra Patria, su etapa más alta –pudiéramos decir–,cumplirá los 60 y cumplirá los 100 años, y muchos más años, de eso no tenemos duda.

Habrá tal vez que remozar más de una vez este edificio, habrá tal vez que fortalecer estos balcones, pero no tengo ninguna duda de que en cada una de esas fechas históricas a los 60, a los cien años de Revolución, alguien vendrá a hablarles del primero de enero de 1959 ¿Qué éramos aquel primero de enero, aparte de la bravura, de la valentía de nuestro pueblo y de nuestros combatientes; aparte de las ansias de libertad, aparte del afán de construir una Patria nueva?

¿Cuántos ingenieros teníamos, cuántos proyectistas, cuántos agrónomos, cuántos veterinarios, cuántos maestros, cuántos profesores, cuántos médicos, cuántos especialistas, cuántos oficiales, cuántos cuadros, cuántos militantes del Partido y de nuestra Juventud, cuántos sindicatos, cuántas organizaciones de masa?

Nada de esto teníamos cuando nos enfrentamos a una de las páginas más gloriosas de nuestra historia, en lo que comenzó siendo una lucha contra los privilegiados en nuestro país, contra los títeres, contra el ejército mercenario, contra latifundistas, terratenientes y explotadores de toda laya, y terminó siendo después la lucha contra la agresión, las amenazas, los bloqueos y los poderes del imperio más poderoso en la historia de la humanidad.

Aquí estamos, porque hemos sabido resistir, lo que tal vez muy pocos creyeron, lo que tal vez nadie en el mundo pudiera imaginarse; aquí estamos tras años de lucha dura, valiente, inteligente de nuestro pueblo frente a todas las amenazas y contra todos los riesgos, esa fue nuestra mayor hazaña.

Y con lo que contamos hoy, ni soñar entonces; son cientos de miles de maestros, de profesores, de técnicos; decenas de miles de ingenieros, proyectistas, agrónomos, especialistas de todo tipo; decenas de miles de médicos tenemos hoy para velar por la salud de nuestro pueblo. Poseemos una enorme fuerza intelectual y técnica, una juventud sana, vigorosa, magnífica que ha sido capaz de escribir las proezas de estas décadas; una juventud que yo estoy seguro de que es cada vez mejor y de que es cada vez más capaz de la firmeza y del heroísmo.

Con eso y con la experiencia extraordinaria acumulada por nuestro pueblo, contamos para enfrentarnos al porvenir, y si mucho se ha hecho –errores aparte, deficiencias aparte–, es más lo que podremos hacer en el futuro, porque estoy seguro de que con lo que hoy contamos, podemos convertir cada año en dos años, en tres años, en cuatro años. Eso es lo que estamos tratando de hacer en estos instantes.

Aquel primero de enero fue un día de definiciones, en que se dijo algo que había que decir todavía, porque había sido muy larga la historia de engaños, había sido muy larga la historia de politiqueros a lo largo de la república mediatizada; había que decir que esta vez era en serio, que no se podía confundir un golpe de Estado con una revolución, una de las grandes cosas que aprendió nuestro pueblo aquel primero de enero, al salirle al paso a la maniobra y desbaratarla; porque nuestro pueblo quería cambios, nuestro pueblo quería una revolución, y los cambios tenían que ser profundos, los cambios tenían que ser fundamentales, la sociedad de la explotación tenía que desaparecer, y al pueblo le dijimos: ¡Esta vez ha triunfado la Revolución, esta vez los postulados de la Revolución se cumplirán!

Immagine

No olvidaré nunca que aquella fue la esencia de lo que planteamos el primero de enero, cómo a raíz de los acontecimientos del ataque al Moncada fueron proclamados los principios esenciales y los objetivos primordiales de nuestra Revolución, dos veces en Santiago de Cuba: allá, en la sala de un hospital cuando nos juzgaban por los hechos del Moncada, y el primero de enero. Hoy, con la más profunda convicción, digo que nuestra Revolución seguirá adelante, nuestra Revolución verdadera porque es una revolución socialista y porque es una revolución marxista-leninista.

Socialismo, algo de lo que no podía ni hablarse todavía el primero de enero, en medio del espíritu maccarthista que había prevalecido en este hemisferio y el frenético anticomunismo de los órganos de difusión y orientación del pueblo y de todas las instituciones burguesas, en medio de la confusión existente. Pero no tardó mucho la Revolución en hablar de socialismo, porque si se decía: habrá una verdadera revolución, no podía existir ninguna revolución verdadera en nuestro país que no fuera socialista. Por eso aquel 16 de abril, apenas dos años y medio después del primero de enero y cuando nuestros combatientes se preparaban para enfrentarse a la invasión mercenaria, y tal vez a la agresión imperialista, fue proclamado el carácter socialista de nuestra Revolución. Y no mucho tiempo después se habló no solo de socialismo, sino que se proclamó el carácter marxista-leninista de nuestra Revolución socialista.

¡Hoy, podemos asegurar que nuestro pueblo será siempre fiel a los principios del socialismo!, ¡que nuestro pueblo será siempre leal a los principios del marxismo-leninismo!, ¡que nuestro pueblo será siempre leal a los principios del internacionalismo! Que inconmoviblemente fieles a esos principios lucharemos y trabajaremos por hacer cada día mejor a nuestra Revolución, por hacerla cada día más eficiente, por hacerla cada día más perfecta.

Y en estos tiempos de confusión en que nuestra Revolución, que tanto asusta a los reaccionarios en el mundo y que tanto asusta al imperio, se yergue como un faro de luz ante los ojos del mundo; en estos instantes y en este primero de enero, podemos afirmar que estamos conscientes de la enorme responsabilidad que ante los pueblos del mundo, ante los trabajadores del mundo y fundamentalmente ante los pueblos del Tercer Mundo tiene hoy nuestro proceso revolucionario, y que sabremos estar siempre a la altura de esa responsabilidad.
PS: per fortuna che sono solo "frammenti" di alcuni discorsi.... ::fuma
¡¡¡¡ A Cuba todo es posible ...... nada está seguro !!!!
Avatar utente
Guajiro.
Moderatore
Moderatore
 
Messaggi: 7524
Iscritto il: 20/03/2012, 19:03

Precedente

Torna a Tematiche generali

Chi c’è in linea

Visitano il forum: Nessuno e 0 ospiti

cron