Tutto su: Yoani Sánchez

chismes y mucho mas...

Tutto su: Yoani Sánchez

Messaggioda cocoloco » 12/03/2008, 20:00

Generación Y

Immagine

Immagine



Generación Y es un Blog inspirado en gente como yo, con nombres que comienzan o contienen una "y griega". Nacidos en la Cuba de los años 70s y los 80s, marcados por las escuelas al campo, los muñequitos rusos, las salidas ilegales y la frustración. Así que invito especialmente a Yanisleidi, Yoandri, Yusimí, Yuniesky y otros que arrastran sus "y griegas" a que me lean y me escriban.

http://www.desdecuba.com/generaciony/
cocoloco
dissidente
dissidente
 
Messaggi: 46365
Iscritto il: 30/09/2006, 3:26

Messaggioda cocoloco » 12/03/2008, 20:03

Sonata para un “hombre nuevo”

Escrito por: Yoani Sanchez en General , Marzo,8,2008


Los que hoy tenemos menos de cuarenta años debimos ser como el joven del cuadro de Raúl Martínez, híbrido de hombre y modelo social. Nos pondríamos la mano en la barbilla, y en un entorno lleno de colores brillantes, miraríamos un presente de conquistas y justicia. Sin embargo, la pintura resultante quedó de tonos ocres y el suave gesto de optimismo se trastocó en desespero.

En aras de formarnos en el estudio-trabajo nos enviaron a los preuniversitarios en el campo. No previeron “ellos”, que ya eran cincuentones y habían olvidado el temblor de la carne, que tanta hormona adolescente sin el control paterno, no iba a “malgastarse” en hacer producir la tierra. Junto al intensivo aprendizaje de “cosechar” en otros cuerpos, aprendimos también que los oportunistas siempre se las arreglan para no doblar la espalda hacia el surco. Advertimos que, de esos seres aprovechados, era el reino del futuro.

Llegaron entonces los noventa y nuestros padres –en tiempo récord- sacaron los altares para la sala, empezaron a blasfemar contra el gobierno y –como zombies- buscaron, por toda la casa, dónde se oía mejor la prohibida radio que llegaba desde el Norte. Esa metamorfosis acelerada que ocurría a nuestro lado, nos dotó de la dosis de cinismo necesaria para enfrentar similares frustraciones. Una mezcla de incredulidad y pragmatismo fue la vacuna contra el desencanto, pero también el árido terreno donde no crece la rebeldía.

De los poemas patrióticos declamados en los matutinos, pasamos a armar la balsa de la desilusión que nos llevara a cualquier otro lado. Después de tanto “compromiso”, tanta “asamblea pioneril”, y tanta marcha con su consigna y su banderita de papel, hemos terminado por adoptar este gesto nuestro, tan común, de hombros que se levantan a la par que decimos “y a mi que me importa”.

Miro al joven pintado por Raúl Martínez y sólo hay un punto donde me reconozco. Él, como yo, mira hacia el futuro, confía en que llegarán tiempos mejores.
cocoloco
dissidente
dissidente
 
Messaggi: 46365
Iscritto il: 30/09/2006, 3:26

Messaggioda cocoloco » 12/03/2008, 20:03

Potro salvaje se desboca


Escrito por: Yoani Sanchez en General , Marzo,11,2008



Con esa mezcla de humor y tragedia que tenemos para abordar todo lo que nos pasa, un grupo de bloggers e informáticos cubanos han abierto una bitácora en esta misma plataforma. Algo así como una guarida para todos esos cuatreros de la Internet en Cuba, para los cimarrones que escapan del mayoral apodado “censura”.

Este blog colectivo y anónimo, se va llenar con los testimonios, ideas, trucos y sugerencias de todos aquellos que tengan como impulso hacer de Internet “el espacio de opinión que no nos dan en la prensa, la radio y la televisión nacional”. Nace justamente por los días en que se celebra en todo el mundo la jornada contra la censura en Internet y desea que la próxima vez que llegue esa fecha, ya la represión informática sea cosa del pasado.

Hago hincapié en lo del humor, pues estos jovenzuelos han escogido para su bitácora el nombre de “Potro Salvaje” pero aclarando que “tenemos que liberar al potro domado de la tecnología”… no les suena conocido ¿eh?

cocoloco
dissidente
dissidente
 
Messaggi: 46365
Iscritto il: 30/09/2006, 3:26

Se extinguen las palabras

Messaggioda neblinita » 12/03/2008, 21:35

He notado, desde hace varios años, que hemos dejado de usar frases conciliatorias como “disculpas”, “perdón” y “lo siento”. Frente a una metedura de pata, preferimos insistir en la torpeza, que reconocer que hemos fallado. Alguien ha inscrito en ese absurdo código de la “hombría nacional”, junto a las risibles frases de “hombre que es hombre no toma sopa, no come dulce, etcétera, etcétera…” algo como “cubano que es cubano, no pide disculpas”.

Recuerdo la hilarante anécdota de un amigo, cuyo dedo fue “aplastado” por el fino tacón de una dama que pasó por su lado. Ante la evidencia de que ella no se disculparía él se le acercó y le dijo “Perdón señora, por ensuciarle la suela del zapato”. A la mujer no le gustó nada la ironía y estuvo a punto de propinarle a su “víctima” otro pisotón en el mismo dedo. Todo por no pronunciar las mágicas palabras que evidenciaban su arrepentimiento ante el error cometido.

Cuántas veces no hemos sido mal atendidos, vilipendiados o ignorados por un camarero que es incapaz de articular algo como “lo lamento, señor”. Una frase como esa no resuelve todo el problema, pero al menos deja la sensación de que no hay alevosía en el mal servicio. Sin embargo, el récord de disculpas pendientes lo tienen los burócratas y los políticos, con ellos hemos pasado este “curso intensivo de no lamentar nada”.

Somos alumnos aventajados de un gobierno que en estos casi cincuenta años de “bailar solo” en la pista de nuestra política, jamás ha pedido disculpas por nada. Nos hemos quedado esperando la necesaria mea culpa por la ofensiva revolucionaria de 1968, por la atrocidad de los mítines de repudio, por la dependencia soviética, por los sucesivos y desastrosos planes económicos que nos condujeron a esta asfixia productiva, en fin, la lista es tan larga y tan dramática que más que un “lo siento” exige un prolongado acto de “autoflagelación pública”.

Pero bueno, ya sé que los políticos nunca piden disculpas. Por eso nosotros, pequeñas copias de ellos, a los que imitamos en la repetición de las consignas y en las poses tribúnicas, también los emulamos en eso de no pedir perdón. Para qué, diría la señora que pisó a mi amigo, ya tenemos el dedo aplastado y por allá arriba ellos no quieren ver que tienen la suela “sucia”.
- Alla fine ricorderemo non le parole dei nostri nemici, ma il silenzio dei nostri amici. (Martin Luther King)


Immagine
Avatar utente
neblinita
Utente Senior
Utente Senior
 
Messaggi: 2852
Iscritto il: 01/10/2006, 13:37

Las verdades de Zanussi

Messaggioda neblinita » 12/03/2008, 21:37

Con el propósito de sacudirme el desencanto del 24 de febrero y de ahuyentar la expectativa-frustración que me han dejado estos días, decidí irme al cine. En el Chaplin un filme polaco, de la década del setenta, parecía lo ideal para evadirme de las calles habaneras, con toda su conformidad y su paciencia. El director Zanussi estaba invitado a la presentación de su película ante el público cubano. En un español mezclado con italiano, pero de una precisión que cualquier hispanohablante envidiaría, ese señor me hizo aterrizar en lugar de volar, enfrentar en vez de evadirme

Ninguna de las imágenes y los diálogos de la película “Mimetismo” lograron que dejara de pensar en las palabras introductorias de Zanussi. El dilema de un licenciado en Filología –cualquier similitud es pura coincidencia- y las concesiones para integrarse en un mundo académico marcado por la simulación y el oportunismo, me golpearon fuerte. Sin embargo, el knockout me lo propinó una simple disculpa del director, al lamentar la vigencia de sus tesis sobre el “camuflaje” y la simulación.

Yo tratando de escapar y él recordándome en una frase que: “el cinismo de los viejos es más permanente de lo que habíamos pensado”.
- Alla fine ricorderemo non le parole dei nostri nemici, ma il silenzio dei nostri amici. (Martin Luther King)


Immagine
Avatar utente
neblinita
Utente Senior
Utente Senior
 
Messaggi: 2852
Iscritto il: 01/10/2006, 13:37

En busca de la piedra Rosetta

Messaggioda neblinita » 12/03/2008, 21:40

El discurso de Raúl Castro, en la toma de posesión de su recién estrenado cargo de Jefe del Consejo de Estados y de Ministros, no me ha despejado mis –ya crónicas- dudas. La reiterada mención de los cambios que vendrán, pero sin sustantivarlos y la alusión a prohibiciones que se van a eliminar –aunque por el momento no se especifican- me ha dejado en las mismas. La dilatación hasta “dentro de unas semanas” o “en el curso de este año” de la puesta en práctica de algunas de estos ajustes, me recuerda el ansiado vaso de leche, prometido por él el pasado 26 de julio, y ausente todavía de mi frugal desayuno.


Ayer me he sentido como el egiptólogo francés Champollion, tratando de descifrar cada palabra, cada nueva persona ascendida hacia el grupo gubernamental. Si bien no he podido interpretar la totalidad de lo ocurrido, puedo identificar algunas señales y posibles derroteros. El hecho, por ejemplo, de que Machado Ventura sea ahora el vicepresidente, es un indicio de que no será la flexibilidad ni el sentir de la nueva generación, lo que marcará los próximos pasos. Ortodoxia, verticalidad y fidelidad extrema parecen brotar de quien, hace casi una década, firmó una conocida medida para prohibir los árboles de Navidad en lugares públicos. Su presencia como “número dos” a pesar de ser el que menos votos alcanzó, 601 de los 609, desalienta a la mayoría de los “entusiastas” del gobierno raulista.


En los intentos de ajustar las palabras del discurso a la cotidianidad de mi existencia, me he quedado con aquello de “cese de gratuidades (…) insostenibles”. La frase me ha movido a lanzar una modesta propuesta: cambio las tres libras de azúcar prieta y blanca, los tres kilogramos mensuales de arroz y el paquete de café que me dan en el mercado racionado, por una dosis extendida de libertad de expresión. Sé que mi bodeguero se asustará si le muestro la bolsa, al tiempo que le pido algunas onzas de “derecho de asociación”, un par de cucharadas de “libre opinión” y hasta una breve porción de “posibilidad de decidir”. Seguro me equivoco, pero algo así es lo que me hubiera gustado interpretar de lo escuchado ayer.

Los jeroglíficos egipcios resultan, la mayor parte de las veces, mucho más fáciles de desentrañar que el aburrido estatismo de la política cubana.
- Alla fine ricorderemo non le parole dei nostri nemici, ma il silenzio dei nostri amici. (Martin Luther King)


Immagine
Avatar utente
neblinita
Utente Senior
Utente Senior
 
Messaggi: 2852
Iscritto il: 01/10/2006, 13:37

Messaggioda Guapatunera » 13/03/2008, 10:46

Pedalear


¿Sabe usted lo que se siente cuando uno intenta pedalear una bicicleta que tiene la cadena oxidada, la catalina torcida y la biela trabada? Pues esa es la sensación que me aplasta por estos días. Todas mis energías, esfuerzos y deseos de hacer algo se malgastan en un mecanismo que no avanza. Por momentos tengo la impresión de que el diseño de vida al que me obligan los problemas, dificultades e ineficiencias cotidianas, responde a una intención de no dejarme levantar “vuelo”, de no permitirme salir del rastrero ciclo de pedalear hasta el agotamiento.

En esta bicicleta, de la que le hablo, yo no controlo el manubrio, sino que las piedras del camino determinan el rumbo y lo único que funciona con alguna eficiencia son los frenos. La calle por donde intento avanzar está llena de señales restrictivas y en ninguna esquina mi vía tiene la preferencia.

Ya sé que sería más fácil botar la bicicleta, mudarme a un barrio de amplias calzadas bien lejos de aquí o dejar de moverme, de tener proyectos que me fatiguen y sobrecarguen las raídas gomas. Pero sucede que cierta testarudez personal y desdibujados sueños de una futura y flamante bicicleta me mantienen sobre el sillín.
Immagine
Avatar utente
Guapatunera
Utente Senior
Utente Senior
 
Messaggi: 2011
Iscritto il: 12/09/2007, 16:19

Messaggioda Guapatunera » 13/03/2008, 10:49

Todo por uno

En las llamadas Tiendas de Recaudación de Divisas -fíjese bien que su objetivo confesado no es prestar un servicio o satisfacer a los clientes, sino sacarle a usted el dinero del bolsillo, ¡vaya franqueza!- existe una modalidad muy visitada que son los llamados “Todo por Uno”. Allí se puede encontrar desde una figurita de yeso, pasando por las buscadas esponjas para fregar y terminando en pistolitas de agua para los niños.

Estos departamentos son los más visitados y normalmente afuera siempre hay cola para entrar. Las familias adquieren allí los regalos para el día del maestro y un sinnúmero de vituallas de gran utilidad y dudosa calidad. Precisamente a esta última me quiero referir, pues lo efímero del tiempo de utilidad de la mayoría de los productos que allí se venden, convierte su venta en una verdadera estafa al consumidor.

En las etiquetas de los productos se repite una firma de origen italiano llamada ITALSAV y otra ibérica denominada Vidal. Me pregunto si estas empresas saben que los productos que tan lucrativamente venden al estado cubano se usan para expoliar a los habitantes de esta isla y que hasta nuestras manos llegan verdaderas mermas comerciales dignas de ser incineradas.

Podría irse más allá y siendo mal pensados cuestionarse incluso si entre los accionistas de ambas compañías, ITALSAV y Vidal, no estará en algún momento la mano cubana. El viejo truco de comprarse a sí mismo. El conocido ardid de ser el banco, el vendedor y el comprador a la misma vez. Sólo así se puede concebir que alguien pueda comprar tanta baratija infuncional para su pueblo, sin reclamar al menos un mínimo de calidad.
Immagine
Avatar utente
Guapatunera
Utente Senior
Utente Senior
 
Messaggi: 2011
Iscritto il: 12/09/2007, 16:19

Messaggioda Guapatunera » 13/03/2008, 10:54

Internet por señas

Nuevas medidas reguladoras de Internet se extienden por los centros de trabajo vinculados a los medios informativos cubanos. Yahoo y Gmail se llevan la peor parte, junto a un travieso Google que guarda -accesible desde su caché- hasta las páginas que los filtros ideológicos no dejan pasar.

Los pocos “Café Internet” que quedan en la ciudad de La Habana, tampoco permiten muchas posibilidades de real navegación. La lentitud, el deterioro de una buena parte de las computadoras que todavía funcionan, unidos al precio que oscila entre 5 y 6 cuc por hora, hacen que la red de redes sea un lujo con sabor amargo. Una buena parte de los hoteles ha restringido el servicio de conexión sólo para huéspedes, y en los denominados “correosdecuba.cu” la gente se cuida de lo que escribe o recibe.

Si los usuarios lo tienen feo, que queda para aquellos que queremos programar o diseñar para la web. Subir un megabyte lleva alrededor de diez minutos, el protocolo ftp (File Transfer Protocol) no funciona en los lugares públicos y la mayoría de las veces es imposible descargar hasta pequeños programas. Los bloggeros escasean y chatear se convierte en una pesadilla.

Propongo entonces, para saltar por encima de todas estas dificultades, que volvamos a las señales de humo, al toque de tambor para comunicarnos… (yo la tendré especialmente difícil pues tengo el oído cuadrado) y al cobo con la punta perforada para transmitirnos las noticias. No se extrañe usted lector, si el próximo post de “Generación Y” le llega en forma de voluta o con tonos de repique.
Immagine
Avatar utente
Guapatunera
Utente Senior
Utente Senior
 
Messaggi: 2011
Iscritto il: 12/09/2007, 16:19

Messaggioda Guapatunera » 13/03/2008, 10:55

Los lemas de la inacción

Cada vez se escucha con más frecuencia aquello de “no cojas lucha” dicho a todo el que quiera plantar cara a lo que no le gusta. Las expresiones de “te va a dar un infarto”, “no le hagas caso” o “con eso no vas a lograr nada” parecen llevarse los primeros lugares en la fraseología popular. Un extendido llamado a la inacción, en nombre de una supuesta higiene mental -que no es tal- se sigue adueñando del accionar de los cubanos.

Como un “bicho raro” parece el que se queja o demanda sus derechos, mientras detrás del silencio se esconde el temor a meterse en problemas. Escasea la solidaridad con el que protesta en una cola, pues el resto de los usuarios teme perder la posibilidad de comprar o adquirir el servicio que tanto tiempo les ha tomado.

Lo más irónico es que frecuentemente el mismo que te impide hacer algo, busca tu complicidad y tu silencio. Eso me pasó hace poco cuando intenté acceder a Internet desde un punto telefónico de ETECSA ubicado en la Calle Obispo y el custodio me dijo “Mami, tú sabes muy bien que no te puedo dejar. No te me pongas bravita pero esto es pá turistas”. La oportuna voz del conformismo apareció esta vez en boca de una señora que esperaba para pagar su factura telefónica: “Ay mi´ja no te metas en problemas que al final no vas a cambiar nada”.

Entre tantos llamados a “no alterarse”, los cubanos hemos llegado a pensar que la salud cardiaca y la exigencia de los derechos deben estar reñidas o que las isquemias cerebrales son el desenlace inevitable cuando uno demanda un buen servicio. Imagino unas enormes vallas advirtiendo en la carretera: “Criticar, exigir y demandar dañan su salud”.
Immagine
Avatar utente
Guapatunera
Utente Senior
Utente Senior
 
Messaggi: 2011
Iscritto il: 12/09/2007, 16:19

Prossimo

Torna a Rinconcito cubano

Chi c’è in linea

Visitano il forum: Nessuno e 0 ospiti